viernes, 26 de febrero de 2016

Dermatitis Atópica y la crema que mejor me va!



La mayoría  de la gente conoce la dermatitis atópica como esa afección de la piel que les ocurre a los niños y que se resuelve espontáneamente  al comienzo de la vida adulta, pero como yo soy más rara que un perro verde en mi caso ha sido al contario.

Para quien no sepa de que se trata, explicar que la piel atópica carece de la hidratación natural, como los aminoácidos, y la formación de lípidos de barrera es imperfecta. Todos estos factores conllevan que la barrera cutánea sea débil y que las capas inferiores sean propensas a sufrir infecciones por rascado con las uñas.


Los propios síntomas de la dermatitis atópica también son factores desencadenantes. Como la piel está seca y pica, uno se rasca. Al rascarse, se altera la función de barrera de la piel. Con ello las capas subyacentes quedan expuestas y resultan vulnerables a las infecciones por agentes del medio. Las bacterias provocan irritación por lo que continúa el picor.

Ya que la piel es el órgano más grande del cuerpo humano (en un adulto promedio posee una superficie aproximada de 2 metros cuadrados y pesa alrededor de 5kg) bien haremos en cuidarla, por eso a continuación os relato mi situación.


Todo empezó a la tierna edad de 24 añitos… ¬¬ cuando empecé a tener una “roncha” en la mano, tras acudir al dermatólogo, biopsiarla y analizarla determinaron que no era tiña ni psoriasis, aunque el tratamiento antifúngico me lo lleve igual. Así que cuando esa roncha se fue extendiendo a otras zonas, como codos, rodillas… se volvió a biopsiar pues parecía dermatitis herpetiforme, y también me lleve de regalo un análisis sanguíneo pues esta afección suele suceder en gente celíaca...solo me faltaba eso… Pero al ver que tampoco era la dichosa herpetiforme (ni celiaquía, menos mal) se clasificó como dermatitis atópica en el adulto. Y aquí estoy yo con mis picores en la piel. Lo que mas me afecta es en la manos, pues en mi trabajo me las lavo muchísimo, actualmente de vez en cuando tengo algun brote en las piernas pero ahora esta mucho mas controlado que tiempo atrás.


Desde el diagnóstico “definitivo” empecé a probar productos específicos para aliviar la quemazón. Compré el gel de ducha y la crema corporal de la marca Aderma, el de pieles Atópicas de la marca Deliplus (había leído buenas opiniones), cremas de manos de Neutrogena concentrada, Nivea, Marcanothifixis… pero ninguna me daba la sensación de hidratación y reparación que yo necesitaba. 


Está claro que a cada persona le va bien una crema en concreto y aunque tu tengas la misma afección que otra persona tu piel no es igual, por lo que puede no responde igual a esa crema que a tu conocida le va tan bien. 


Así que ahí andaba yo probando cremas hasta que por fin (recomendada por una farmacéutica) he probado lipikar Baume AP+ de 400ml. La verdad es que es una crema muy emoliente pero es que para la gente con piel atópica una crema líquida, que se absorbe enseguida nos hace cosquillas. En su composición se destaca la Niacinamida que tiene efecto calmante y la Manteca de Karité que restaura la barrera lipídica.

 

He utilizado ésta crema y noto mi piel mucho mas hidratada y no me pica nada, ahora solo la necesito en las piernas y por la noche en las manos. Y para ser de la marca La Roche Posay encuentro que el precio está muy ajustado, comparada con otras cremas. Yo la compré en Primor por 14,95€, en su tienda online es algo más barata.

Para las manos me recomendaron Topialyse, una crema barrera anti-irritación que protege y repara. Es muy fluida y se absorbe enseguida, si que protege pero no noto una hidratación profunda como con la Lipikar Baume AP+.  


Todo hay que decirlo y es que yo tengo prácticamente siempre las manos fatal y necesito usar corticoides casi cada día. La dermatóloga me recetó Protopic, una crema con un agente inmunomodulador, para aplicar entre brotes. Protopic sirve para prevenir que vuelvan a aparecer los brotes o prologar el tiempo libre de brotes, pero es que casi no tengo periodos de descanso y cuando me pongo Protopic  no noto mejoría ni espaciamiento entre los brotes, así que al día siguiente tengo que echar mano de los cortis. 



Como ya he acabado Topialyse, voy a probar Lipikar Xerand, la Crema de manos reparadora de La Roche Posay, ya que parece que esa marca me va bien. Así que ya os contaré.



Si alguien quiere compartir sus cuidados cremosos los comentarios están abiertos para todos! 

Gracias por pasaros!




No hay comentarios:

Publicar un comentario